¡Adiós Mamitis!

 

Para disminuir este problema tan frecuente que es la “mamitis”, es necesario preparar la independencia del pequeño. Ésta se forma en base a la seguridad y no puede ser forzada sino que se adquiere a medida que pase el tiempo y el niño adquiera cierta autonomía.

Para que esto resulte es necesario que el pequeño sienta amor y comprensión. Te aconsejamos seguir estos pasos.

1. Paciencia y dulzura. Es necesario que le demuestres esto a tu pequeño y que él no perciba ningún síntoma de duda de sus posibilidades.

2. Ofrécele ocasiones de independencia. Dale la oportunidad de que pueda hacer cosas sin la necesidad de que estés a su lado.

3. Despídete siempre de él. Cuando debas ir al trabajo o tengas que salir, háblale bonito, con un tono dulce, dile a donde irás y que volverás pronto. Probablemente no te entienda pero al escuchar tu tono de voz segura, entonces se generará seguridad en él.

4-Es conveniente que lo dejes con alguien que él conozca, por ejemplo su padre, sus hermanos o los abuelos. También es importante que esté en un lugar donde se sienta tranquilo, confiado.

5. Aléjate gradualmente. Haz que tus salidas sean más frecuentes. No dejes de comentárselas, pero que vea que confías en él y que sabes que ya está grande como para que tú puedas salir.

Siguiendo estos pasos, tu niño podrá estar más tranquilo y pasará la etapa de la mamitis.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply