¿Cómo apoyar a mi hijo con sus sueños?

Es fácil que tu niño o niña haya compartido contigo sus sueños para el futuro. Una princesa, un superhéroe, un astronauta… Como padre, debes estabilizar esos sueños y guiarlos hacia un fin más tangible, para lograr ayudarlos en su crecimiento y desarrollo personal. Ayuda recordar cuál era tu sueño de niño, ¿era parecido al de tu hijo? Si lo era, es necesario tener en cuenta lo que te ayudó en la toma de decisiones, en crear un futuro para ti.

Lo primero que debes saber es que tu apoyo es importante. Tu hijo confía en ti. Confía, incluso, sus sueños más preciados. Debemos ayudarles dándoles el impulso que necesiten, alimentando y nutriendo sus sueños por medio de regalos o juegos en grupo, contándoles historias que los ayuden a navegar por más rincones de su mente;ayudándoles así a conocerse un poco más, a descubrir cosas que, poco a poco, les servirán para saber si su sueño debe continuar siendo el mismo o debe cambiar.

Dependiendo del camino (por ahora, inicial) que deseen seguir, es importante tomar parte de ello. Acompañarlos a obras de teatro, a eventos científicos, deportivos o culturales, ayudarán a que tu niño se sienta más seguro acerca de sus sueños y, más seguro junto a ti. Es bueno que tu hijo se involucre en actividades de su gusto, pero es incluso mejor si se involucran juntos.

Poco a poco, tu hijo se irá involucrando más en ciertas áreas. Para ayudarlo a encontrar su camino es necesario encomendarle tareas y responsabilidades ligadas con sus áreas de gusto: Si su sueño es ser futbolista profesional, incúlcale el hábito de la responsabilidad en cuanto a sus horarios de entrenamiento, sin dejar de lado la escuela y la familia. Tu hijo se dará cuenta si ese camino es para él o si debe buscar algo diferente.

Como hemos visto, los niños necesitan una guía permanente de parte de los padres para nunca perder su camino. Sus sueños son importantes. Ayúdalos a tangibilizarlos y cumplirlos.

Si hay algo aún más importante que el apoyo, son las cosas que no debes hacer:

  1. No los compares: Siempre habrá alguien mejor en cualquier cosa que decidan hacer. Esto no es excusa para arruinar los sueños de tu hijo. Déjalo decidir por sí mismo, déjalo superarse y déjalo mejorar.
  2. No intentes decidir por ellos: La verdadera felicidad está en hacer lo que nos gusta, no en ganar más dinero que otra persona.
  3. Nunca, ¡NUNCA! le digas que no puede hacerlo porque “no es para mujeres/no es para hombres”: Deja que tu hijo explore nuevas actividades, recuerda, los estereotipos de género están siendo derribados día a día. Todo lo que hace una mujer lo puede hacer un hombre, y viceversa.

Todos pasan por diferentes etapas. Lo importante es acompañarlos en cada una de ellas y guiarlos sutilmente para lograr que nuestros hijos puedan cumplir sus sueños a cabalidad.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply