¿Cómo deben interactuar los padres con sus hijos en las redes sociales?

Facebook, Twitter e Instagram, las redes para la juventud por excelencia. Espacios virtuales donde los adolescentes se sienten libres de ser ellos mismos, de publicar sus gustos, intereses y pasatiempos, hasta que les llega una notificación de las personas menos esperadas, sus padres.

Un comentario amoroso a sus fotos, una publicación en su muro a modo de reclamo, o una gran cantidad de toques a su perfil, puede ser el motivo de verdaderas discusiones familiares. Los adolescentes se encuentran en una etapa de transición, en donde su privacidad es esencial. Las muestras de cariño que en la infancia recibían con alegría, ahora les ocasionan vergüenza y originan las críticas de sus amigos.

“Muchos adolescentes se quejan de lo que consideran una invasión de su espacio virtual (…) Cada vez son más los padres que solicitan entrar en el círculo de amigos de sus hijos, (…) para algunos progenitores, las redes sociales son como asomarse a la ventana de la vida social de los hijos, algo que, probablemente, de otra forma nunca hubieran logrado”, se explica en un artículo del reconocido diario español “El País”.

Un padre se puede enterar de muchas cosas atemorizantes siguiendo a sus hijos. Su vida amorosa, las fiestas a las que asiste, quiénes son sus amigos, incluso puede descubrir si el joven tiene algún vicio. Las redes son el reflejo del comportamiento humano.

Pero, si los adultos no saben interactuar con sus hijos en los espacios virtuales, estas herramientas se convertirán en los detonantes de una crisis. “Odio que mis padres estén en Facebook”, “No a la invasión de padres en las redes sociales”, “Cero padres en Facebook…”, son algunos de los grupos adolescentes que se han creado en contra de esta tendencia.

Debido a la falta de criterio de los padres al comentar las publicaciones de sus hijos, o ante la excesiva vigilancia de la que se sienten víctimas los jóvenes, muchos de ellos optan por bloquearlos de las redes sociales. Según una encuesta realizada por la consultora norteamericana Nielsen, el 70% de los adultos con Facebook han enviado solicitudes de amistad a sus hijos, solo el 39% aceptó, aunque según sus opiniones, las rechazarían si pudieran.

El sentirse excluidos origina mucho temor y dudas en los adultos ¿Sus hijos están ocultando cosas? ¿Están involucrados en malos asuntos? ¿Cómo pueden aconsejarlos si desconocen lo que sucede? ¿Deben espiarlos, prohibirles usarlas o simplemente dejarlos en paz?

“El padre debe ser el primero que le abra el correo electrónico para enseñarle cuáles deben ser sus contactos y a quiénes pueden enviarle invitación de amistad, así le enseña cómo hacer buen uso de las redes sociales”, explica Carolina Piñeros, directora ejecutiva de la organización Red PaPaz en Colombia.

Probablemente la peor respuesta de un padre ante este inconveniente, sea presionar a sus hijos. Prohibirles tener acceso a internet, demostrar constantemente que los fiscaliza o vigila, comentar con insistencia sus publicaciones, entre otras acciones, solo originará que el adolescente no tenga la confianza necesaria para dialogar con usted sobre sus cosas.

“No creo que haya que `espiarlos´, pero sí establecer comunicaciones con ellos acerca de qué es eso de las redes sociales y, quizás, qué o cuáles podrían ser los peligros”, aconseja Julio Moreno, psicoanalista y autor del libro “Tiempo y trauma: continuidades rotas”. Él además agrega que, solo en el caso de que los padres observen algo sumamente extraño o peligroso, es adecuado que intervengan, pero no a través de comentarios en sus perfiles, sino en privado y utilizando el diálogo.

Respetar la privacidad de los hijos es el primer paso para que ellos le permitan ingresar a su mundo social. La mesura de las intervenciones es decisiva. Procure que el menor le tenga confianza, no miedo.

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas

(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35

contacto@aletheia.com.pe

¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores y Los Olivos!

Previous Post
Next Post

Leave a Reply