Diez formas de educar a nuestros hijos en el respeto

Nosotros, los padres, somos los mensajeros, símbolos de la época que queremos que nuestros hijos conozcan, recreen y disfruten.

Desde que nacen, nuestros hijos deben saber quién y qué es la autoridad, para que  sepan que existe disciplina y por ende respeto junto al vínculo amoroso de padres.

La convivencia será más fácil y llevadera si nuestro hijo en la casa ha tenido  disciplina y normas de respeto, eso hará  de su crecimiento, un proceso de independencia y maduración.

Los padres debemos ser el ejemplo que ellos esperan, si somos irrespetuosos de las normas de convivencia, ellos actuarán igual por imitación.

Si nuestros hijos conocen las reglas claras de la convivencia en nuestro hogar, habremos hecho una gran labor en el camino de la asertividad en su educación.

Si siempre premiamos a nuestros hijos con regalos costosos sin que ellos se lo merezcan de verdad, no tendrán el nivel de frustración necesario para reconocer cuál es el esfuerzo que deben realizar para llegar a obtener lo deseado.

Es difícil  criar un niño respetuoso dentro de un mundo irrespetuoso, pero recuerda, el hogar por el momento es todo para él, tienes que empezar cuanto antes. Mostrarles con el ejemplo el amor a los abuelos, el respeto a la verdad y el valor de la honestidad.

La buena comunicación, las reglas, los límites asertivos,  y mucho amor. Esto a su vez significa poner los límites adecuados a la edad.

No dejemos que nuestros hijos almuercen o cenen solos en sus dormitorios, eduquémosle para que lo hagan en la mesa con la familia, es ahí donde podremos dialogar con ellos, y escuchar sus inquietudes o problemas.

Si organizamos la escala de prioridades ,  daremos con ello un ejemplo valioso de comportamiento y respeto. Sabiendo que la familia es la prioridad número uno.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply