Hay que detener el bullying desde casa


 ¿Cómo evitar que nuestros hijos sean víctimas o agresores de bullying?

Los dos personajes son los que necesitan ayuda, en primer lugar la persona que acosa debe aprender a relacionarse con los demás sin la necesidad de hacer uso de la fuerza o de la violencia y la otra persona, necesita de mayor confianza y técnicas que le ayuden a lidiar con el problema.

Con frecuencia, quienes recurren al abuso del poder no saben tratar a los demás y son incapaces de ponerse en el lugar de sus víctimas. Lo que ellos necesitan en realidad, es que alguien de confianza les enseñe a comunicarse adecuadamente.

Por ello, enséñeles a no ser abusones, desde pequeños a mostrar empatía a los demás. Una de las maneras que podemos evitar eso es aumentando su nivel de inteligencia emocional, brindándoles amor, demostrándoles que los protegemos y los queremos ayudar siempre.

Así mismo, las víctimas necesitan aprender a ser menos vulnerables, si alguien los molesta, su objetivo es que la víctima pierda el control, se enfurezca o se atemorice. De esa manera expresa su malestar y colabora para aumentar el poder de su agresor.

Por ello, aconseje a sus hijos si fueran víctimas de este maltrato, que no se sientan mal, que intenten hablar con el agresor. Si la conducta de él está descontrolada, que conversen con algún adulto responsable. No olvide hacerle recordar que es muy valioso y que nada ni nadie tiene derecho a abusar contra él, ya sea física o psicológicamente.

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply