Los trastornos del habla y el autoestima de tus hijos

BLOG41

La baja autoestima es una consecuencia directa de los trastornos del lenguaje. Un niño con dificultades para comunicarse, reduce exponencialmente su seguridad, confianza, determinación y amor propio. Es por ello que, iniciar una terapia del habla con estos infantes lo antes posible es primordial.

Los fonoaudiólogos sostienen que los problemas de lenguaje propician las afecciones de autoestima y reducen la capacidad de socialización e integración de quienes los padecen. Entre los más conocidos por generar estas perjudiciales consecuencias están, la tartamudez y el rotacismo, que según cifras internacionales afectan al 1% de la población mundial, entre otros.

“Puede resultar chistoso en algunos casos ya que se asimilan a la pronunciación del idioma francés, pero esto genera personas introvertidas que no quieran comunicarse”, explica la terapista del lenguaje, Elizabeth González Flores, sobre el impacto del rotacismo en la vida de sus pacientes. Esta afección, agrega, es un trastorno por el cual las personas no pueden pronunciar con facilidad el fonema “r”.

La baja autoestima empieza a generarse cuando el infante se da cuenta que es incapaz de defender sus ideas, pensamientos y opiniones como lo hace el resto. Esto sucede principalmente en la escuela, donde suelen ser el punto preferido de las burlas de sus compañeros.

Además, sienten una incapacidad social y académica enorme. En el primer aspecto, desarrollan un temor a relacionarse por la constante incomprensión de la que son víctimas. Por otro lado, los problemas de aprendizaje que arrastran como factor secundario del déficit lingüístico los frustran y los hacen sentir decepcionados de ellos mismos constantemente.

Pueden llegar incluso a aislarse o a tener una vida social reducida en la adolescencia”, explica  la psicóloga clínica infantil y experta en el lenguaje, Alicia Fernández-Zúñiga. Los problemas de autoestima que se inician en la infancia, pueden permanecer durante la adolescencia, e incluso en la edad adulta, afectando la vida familiar y laboral del individuo.

Por eso, Zúñiga resalta la importancia de iniciar una terapia de lenguaje con los niños afectados, pues considera que ignorar el trastorno es el peor error para su autoestima y éxito futuro.

“La detección precoz es básica para poder iniciar el tratamiento lo antes posible y minimizar los riesgos que conlleva a lo largo de la vida del niño”, comenta Zúñiga. Aclara que es posible detectar los trastornos de lenguaje a partir de los dos años, a través de una observación constante en los avances del vocabulario del niño.

La terapia de lenguaje ayuda a los niños a reforzar sus habilidades del habla, pero además, con este avance los pacientes superan su temor a relacionarse, ampliando el círculo social, mejorando las notas, y por ende, aumentando positivamente el estima propio.

Con la terapia y el apoyo de los padres, ellos lograrán ordenar sus emociones y fortalecerse para enfrentar situaciones sociales con el lenguaje rehabilitado.

CONOCE MÁS SOBRE NOSOTROS Y SOLICITE UNA CONSULTA GRATUITA LLENANDO EL FORMULARIO  http://bit.ly/2ccZBsR

www.aletheia.com.pe

(01) 2558800 anexo 35

contacto@aletheia.com.pe

Previous Post
Next Post

Leave a Reply