¡Mi hijo no puede pronunciar la “r”!

BLOG50

La lengua española tiene 22 fonemas (sonidos) diferentes, que se utilizan para formar más de 88 mil palabras ¿Sabe usted cuántos de estos vocablos incluyen la letra “r”? Contarlos sería realmente difícil. Sin embargo, a pesar de la gran importancia de este carácter, gran cantidad de niños no pueden pronunciarlo.

Es normal que durante la primera infancia a los niños les resulte difícil pronunciar palabras de excesiva complejidad, las cuales suelen incluir el fonema “r”. Esto se debe a que, el manejo de los músculos bucales que requiere este sonido es sumamente complicado. No por nada los extranjeros suelen decir que esta es la parte más difícil de aprender nuestro idioma.

Aunque, con el pasar de los años esta dificultad debería desaparecer y dar paso a un manejo del vocabulario casi perfecto. Lamentablemente, si esto no sucede, y a pesar de que el niño tiene más de 5 años, no puede pronunciar correctamente la “r”, es sumamente importante acudir a un especialista para que vigile el desarrollo de su lenguaje.

¿Cuál puede ser el motivo? Es muy probable que el pequeño sufra de uno de las dificultades de lenguaje más comunes, el rotacismo.

El rotacismo no es ocasionado por un retraso en el desarrollo ni por un problema psicológico, sino que las causas son diversas. Algunos de los motivos más comunes son el uso prolongado del chupete, la incorrecta pronunciación de uno de los padres (aprenden por imitación), o una mala colocación de la lengua y del aire, lo que genera la incapacidad de emitir la letra.

Aunque en menor medida, también existe la posibilidad de que el rotacismo se dé por un problema físico, como el frenillo sublingual, hendidura del paladar o hipoacusia.

Para iniciar un tratamiento correcto, es sumamente importante que el fonoaudiólogo conozca la causa exacta del trastorno, para ello debe realizar un examen detallado que le permita reconocerlo.

Si el niño con rotacismo no realiza una terapia, las consecuencias pueden ser grandemente perjudiciales, principalmente para su autoestima. Pues al no poder comunicarse correctamente, puede ser víctima de burlas e incluso, acoso escolar.

Además, a la edad en que el infante empiece a leer y escribir,  su problema con la “r” le pasará la factura. Es probable que tenga consecuencias en el aprendizaje de la lectura y escritura, porque no podrá reconocer ni comprender los textos que incluyan este fonema. Incluso, el rotacismo puede extenderse hasta la edad adulta.

Algunos ejercicios muy efectivos para corregirlo son, los entrenamientos y chasqueo de la lengua, de respiración profunda, y los libros infantiles que ejercitan el sonido de la erre, además de los videos de práctica.

Ahora que ya sabe cuál podría ser el problema al que se enfrenta su hijo, no dude en buscar a un terapista de lenguaje. Cuando lo haga, verá los cambios en su lenguaje y calidad de vida.

CONOCE MÁS SOBRE NOSOTROS Y SOLICITE UNA CONSULTA GRATUITA LLENANDO EL FORMULARIO  http://bit.ly/2ccZBsR

www.aletheia.com.pe

(01) 2558800 anexo 35

contacto@aletheia.com.pe

Previous Post
Next Post

Leave a Reply