No debemos olvidar alimentar los valores esenciales a nuestros hijos

Lo que tiene que ser alimentado y ensalzado en nuestros hijos es el fondo del alma humana, ya que es  la parte más importante del individuo. Solemos llenarlos de regalos, juguetes nuevos, aparatos de última generación, y  no nos preocupamos por la proyección humana que tiene que tener nuestro hijo.

Y eso es lo que verdaderamente necesita atención, los regalos o cosas materiales calmarán sus exigencias en el momento, pero al final terminarán con insatisfacción. Los niños pueden sentirse bien al principio cuando tienen lo nuevo, lo caro, lo inalcanzable, pero después sentirán la carencia afectiva.

No debemos sólo decirles lo que tienen que hacer, hay que enseñarles a pensar, pensar da libertad, y nuestra meta debe ser que ellos sean libres respetando a los otros y a sí mismos, así es como generaremos hijos respetuosos, aquellos que cambiarán el mundo para bien, jóvenes o adultos con intereses, con metas que seguir, que los parámetros educativos esenciales en ellos hayan surgido efecto en sus actos en el futuro.

Tenemos que inculcarles a nuestros hijos la sed de conocimientos, de saber, de admirar la belleza y bondad, es de eso que nos debemos preocupar, las cosas materiales se irán y nada quedará inculcado, debemos aprender de ellos, respetar su individualidad. Los valores deben ser parte esencial de su crecimiento, dejemos de llenar sus vacios con regalos y obsequios, que en vez de hacerles un bien, estamos haciendo un daño. Démosle calidad de tiempo y no cantidad.

Los padres suelen cometer errores como éstos, pero debemos también saber qué podemos hacer para remediarlos, y así poner en práctica todo, ya que de eso dependerá el bienestar de nuestros hijos frente a la vida.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply