¿Qué son y cuáles son los más frecuentes?

BLOG61

Alteraciones, anomalías o perturbaciones en el lenguaje, son más comunes de lo que parece. Miles de niños alrededor del mundo sufren de los denominados trastornos del lenguaje ¿Qué son exactamente, cuáles son los más frecuentes y qué terapias existen para ellos?

Según datos compartidos por expertos, aproximadamente el 2% de la población infantil padece de alguna condición que afecta directamente su lenguaje. Este tipo de desórdenes suelen comprometer la comunicación lingüística, como la fonología, sintaxis, semántica, comprensión y decodificación de los códigos del lenguaje. Es decir, todos los niveles de la comunicación.

Además, generan serias consecuencias en la inteligencia y personalidad del individuo, interfiriendo con su rendimiento escolar, social e individual. “Si no accedes al lenguaje, en gran medida no accedes a la cultura”, sentencia sobre esto  Mónica Rousseau, fonoaudióloga neurolingüística de la Universidad del Museo Social de Buenos Aires.

Un ejemplo claro de esta afirmación, lo consiguieron científicos de la Universitat Oberta de Catalunya y la Universidad de Barcelona, ambas en España, quienes encontraron una relación estrecha entre el fracaso escolar y el trastorno específico del lenguaje (TEL). El grupo de investigadores realizó un experimento en el que descubrieron que, al menos el 75% de niños con este diagnóstico padece un mal rendimiento académico.

Es importante resaltar que el habla y lenguaje no son lo mismo. Pues, el primero se refiere al sonido del lenguaje oral, mientras que el segundo es cómo ponemos aquellas palabras juntas para comunicar algo, ya sea con símbolos escritos o hablados. El lenguaje incluye, entre otras cosas, al vocabulario y la pragmática.

¿Y cuáles son los trastornos de lenguaje más comunes? Entre los que más afectan a las personas están, el Retraso Simple del lenguaje (una demora en la adquisición del lenguaje, que si no se trata puede desencadenar otras afecciones), el Trastorno Específico del Desarrollo del Lenguaje o disfasia (un retraso mucho más severo del desarrollo del lenguaje, que podría dejar secuelas en la vida adulta del paciente); y el más grave, la afasia infantil (deterioro del lenguaje, e incapacidad para procesarlo, como consecuencia de una lesión cerebral).

También es común que estos problemas aparezcan en niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA), y Síndrome de Asperger (SA).

“En la etapa inicial no es fácil saber si esa dificultad será pasajera o permanente, por eso es importante que tempranamente se haga una consulta“, explica Rousseau. Una vez que se detecta el trastorno del lenguaje, lo más óptimo es iniciar una terapia lo antes posible, para impedir que el problema avance y termine dejando consecuencias de por vida.

Las opciones de tratamiento suelen ser diversas según el diagnóstico oficial de cada niño. Sin embargo, la más efectiva en la mayoría de niños con discapacidades y trastornos del lenguaje, es la terapia del habla y lenguaje. Esta rehabilitación se inicia con un proceso de evaluación que rebela el diagnóstico, y a través de ejercicios y actividades de intervención el logopeda estimula el vocabulario y comprensión lingüística del paciente.

Para que la terapia tenga resultados se requiere tiempo y dedicación. El periodo de intervención puede variar según la gravedad del trastorno del niño, y suele ser mucho más eficaz cuando el padre se involucra en la estimulación y el paciente tiene una participación activa.

 

¡Solicite una consulta GRATIS con uno de nuestros especialistas haciendo click aquí! –>  http://bit.ly/2ccZBsR

Aletheia Internacional

Central telefónica: (01) 2558800 anexo 35

contacto@aletheia.com.pe

www.aletheia.com.pe

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply